Archive for the ‘publicidad online’ Category

Recuerdo como a finales del 2008, discutíamos en clase de Web 2.0 y Empresa con Enrique Dans sobre Twitter y cuál iba a ser su modelo de negocio. Obviamente un modelo basado en la publicidad estaba en la mente de todos, pero nadie se atrevió entonces a darlo por seguro, o por lo menos, todos pensábamos que si era publicidad sería a través de un soporte innovador.

Lo siguiente ha sido los Prometed tweets, tweets con campañas de algunos partners que aparecen entre los resultados de la búsqueda, parecidos a los resultados promocionados de los búscadores, allá por la prehistoria de los buscadores.

Después lanzaron la cuenta @earlybird en la que las marcas podían anunciar ofertas de último momento.  Sin embargo, twitter ha suspendido esta iniciativa, parece que ellos mismos se la han cargado, anunciando en ellas ofertas de calidad muy dispar.

Ahoran lanzan  las Promoted Accounts, que básicamente “es pagar por followers,” tal y como Jason Calacanis ya dijo hace más de un año. Entrando en más detalle, consiste en analizar las preferencias de un usuario según indiquen tus tweets y las personas a las que sigues, y mostrar entre las sugerencias que te hace sobre a quién seguir, las cuentas de aquellas  marcas que paguen. por ello.

Twitter poco a poco empieza un camino que ellos mismos definen en su blog como una “slow and thoughful approach to monetization”  y es que han levantado ya 160 millones de dólares, la última de las rondas se estima que a una valoración de mil millones de dólares. Esta valoración estaba basada en el increíble número de usuarios y en la relevancia de twitter y la disrupción que ha supuesto el “real time web” en Internet, pero en el momento en que fijes tu modelo de negocio y se empiece a vender, se corre el riesgo de que las valoraciones se hagan en función de los flujos de caja generados, y hay que generar mucho dinero para sostener una valoración de 1.000 millones de dólares.

Anuncios

Los anuncios en el descanso de la superbowl son en USA algo así como el primer y último anuncio del año en La Primera (aunque eso se acabó). Son los minutos más caros de la tele estadounidense y las grandes empresas de consumo echan el resto. Este año, pizzas, refrescos carbonatados y rubias oxigenadas de abundantes pechos han dejado su lugar a… Google, que ha llevado su minimalismo en la web a la pantalla de T.V.


El CEO de Google lo anuncio 24 horas antes, y la gente no se lo podía creer, la empresa que popularizó la publicidad contextual, la que puso la primera piedra en la tumba de la publicidad tradicional, pagando un spot en el Shangri-la de la tele.
En el pasado Google no ha invertido casi en publicidad, y menos en los medios tradicionales, con la excepción de alguna valla publicitaria y algún anuncio de tv sobre Chrome en Japón. ¿Por qué un anuncio en tv ahora? A mi parece un cambio relevante y un error en la estrategia, aunque por otro lado ¿qué son 20 millones de dólares para una compañía que tiene 24.000 millones en caja? Quizá quieren pelear con Bing y para ello no dudan en usar los mismos canales. En cualquier caso, por muy mal que me parezca, hay que reconocer que han hecho un anuncio impresionante.
¡Ah! y por si fuera poco, Pepsi por primera en muchos años no estrena un anuncio en el descanso de la Superbowl, los 20 millones que se ha ahorrado los va a invertir en campañas en medios sociales online. Lo dicho ¡el mundo al revés!

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook

El otro día un buen amigo, me contó una historia bastante inquietante que demuestra la poca privacidad de nuestras comunicaciones en Facebook.

Mi amigo se intercambió un par de correos a través del sistema de correo de Facebook con un colega, hablando sobre dónde encontrar unas botas de un modelo concreto de la marca Salomon. En intercambio de emails, mi amigo le envió un enlace a la web de Salomon, en el que se podía ver el modelo de la zapatilla en cuestión. Hasta aquí todo normal, ¿no? De hecho, seguro que muchos vosotros habéis tenido conversaciones como esta. Pero mi amigo me hizo notar algo en lo que no me había fijado, cuando metes un enlace en un correo de Facebook, añaden otro enlace en el que lo sustituyen por un enlace que introduce una redirección al sitio original pasando por facebook. Permitidme que lo explique con un ejemplo, si pego un enlace a la dirección https://hocuspocus.wordpress.com, Facebook lo traducirá por http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fhocuspocus.wordpress.com&h=XXX, con lo que si sigues el enlace, Facebook lo sabe.
Pero sigamos, porque esto no acaba aquí.
Unos días más tarde de mantener esta conversación, mi amigo recibe el siguiente correo electrónico a su cuenta personal, no a la de Facebook. El correo proviene de una tienda online inglesa de calzado. Fijaos en la parte final de correo, haciendo una referencia explícita a Facebook. Mi colega está muy seguro de no haber visitado con anterioridad la tienda, ni la web que tienen en Facebook, ni la propia web de la tienda y ni muchísimo menos, recuerda haber dado permiso para que se pongan en contacto con él por correo electrónico. Ah! y para mayor casualidad, en esta tienda se puede encontrar el modelo de la zapatilla que estaba buscando mi colega.
¿Qué significa esto? La primera impresión de mi amigo, y que yo comparto completamente, es que Facebook analiza los correos electrónicos y los enlaces que seguimos para extraer de ellos nuestros intereses. Cuando detecta que nuestros intereses encajan en las mercancías o los servicios ofrecidos por algún anunciante, nos muestran su publicidad. Esto que ya de por sí es muy grave si no se comunica con la suficiente claridad, no es lo peor. Lo peor es que también les proporciona  a los anunciantes nuestra dirección de correo para que puedan realizar campañas de emailing directo.
Yo entiendo que Facebook tiene que obtener ingresos, y una de las principales vías (por no decir la única) es mediante la publicidad. Las redes sociales tienen serios problemas para monetizar su audiencia, la publicidad tradicional tiene una eficacia bajísima (con CTR -click throgugh, tasa de click- inferiores 0,01%) en estos medios y por ello las redes sociales tienen que recurrir a otras vías para que la publicidad sea más eficiente, así que utilizan todo lo que saben de nosotros para determinar nuestros intereses, y ofrecernos publicidad más adecuada a nuestros gustos, hobbies o necesidades.
Sin embargo, el hecho de que analicen nuestros correos electrónicos, hace que tengamos la inquietante sensación de estar siendo espiados. Si leemos la declaración de la política de privacidad nos avisa diciéndonos que pueden recolectar información de distintas fuentes, pero no menciona explícitamente el correo electrónico.

[…] Facebook may also collect information about you from other sources, such as newspapers, blogs, instant messaging services, and other users of the Facebook service through the operation of the service (e.g., photo tags) in order to provide you with more useful information and a more personalized experience. […]

Y es que ¿cuánta gente se lee la política de privacidad de los servicios que utiliza habitualemten en Internet? ¿hasta dónde somos conscientes de la privacidad de nuestras actividades en Internet?

Pero lo que me parece imperdonable, fuera de toda discusión, es que compartan nuestro correo electrónico con anunciantes sin nuestro consentimiento, eso es SPAM, por no decir que es una violación de su propia política privacidad:

[…] We do not provide contact information to third party marketers without your permission. We share your information with third parties only in limited circumstances where we believe such sharing is 1) reasonably necessary to offer the service, 2) legally required or, 3) permitted by you. […]

¿A alguno os pasado lo mismo? Yo por mi parte estoy replicando la conversación que mantuvo mi colega a ver si consigo reproducir el caso y me envían a mi también un correo desde la tienda inglesa. Os mantendré informados.

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook

Banner de Chrome en elpais.com

La que veis arriba es una captura de la home del diario elpais.com de hace unos días. Si os fijáis el banner que ocupa la principal posición en la parte superior de la página, veréis que se trata de un banner de Google promocionando su navegador Chrome. Aunque esta ya de por si es un una noticia, Google no se gasta demasiado dinero en marketing de productos, lo que realmente llama la atención es que el navegador con el que estoy visitando la página es… Chrome. ¿Por qué mostrarme a mi ese banner si ya soy un usuario convencido? ¿Por qué mostrarme publicidad que me es totalmente irrelevante ? Cómo saber qué anuncio es relevante para un usuario es muy complicado, pero en este caso, es tan sencillo saber el user-agent (el tipo de navegador) de cada uno de tus visitantes.

En estos tiempos complicados en el que priman las presiones para incrementar los ingresos, la respuesta no es meter más publicidad sino que ésta sea más relevante para el usuario, y todo lo que no vaya en esta dirección estará acercando a la publicidad display a su fin, en detrimento de otros formatos.

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook