Archive for the ‘sitios’ Category

Paso a paso


photo by Myriam

Hace unas semanas fui con unos amigos a Pirineos con el objetivo de subir una montaña, aprovechando la gran temporada de nieve que estamos teniendo este año. Me apetecía ir a la montaña, a la que sólo voy últimamente para esquiar y hacer una caminata con crampones, guetres, piolet, y toda la parafernalia. El pico en cuestión era el Bisaurín, de 2.670m, situado en el valle de Echo. El recorrido partía del refugio donde dormíamos y terminaba 1.100m más arriba, en la cumbre del Bisaurín.

Pese a que nunca lo había hecho con anterioridad, sé que andar por la nieve es algo muy exigente físicamente, y aunque creo estar en buena forma, jamás imaginé que sería algo tan duro. Especialmente salvar los últimos 400m de desnivel en una última pala de algo más de 30º de inclinación y con la nieve empezando a ablandase, ha sido la experiencia más dura física y psicológicamente de toda mi vida. En aquellos momentos, en los que agotado creía que no podía más, recordé que alguien me había dicho una vez que había que ponerse pequeños objetivos a corto plazo, ir paso a paso. Como montañero inexperto, y sobre todo con las piernas ya muy cansadas, para avanzar ante esa inclinación es mejor subir haciendo zetas, como si de un barco navegando en ceñida se tratara, en vez de ir en línea recta. En cada giro, me ponía un objetivo: “voy a llegar a esa piedra” o “tengo que subir hasta quedarme un poco antes de esa cornisa”… la consecución de esos pequeños objetivos intermedios, ajenos a la cumbre, son los que me ayudaron a llegar y a no dejarme que me hundiera y que abandonara.

Algunos días más tarde y con el gusanillo del montañismo (espero algún día llegar a alpinista) metido en el cuerpo vi una película documental sobre la accidentada subida de dos amigos ingleses al Siula Grande, en los Andes peruanos, Tocando el vacío. En ella tras una subida infinitamente más dura e infinitamente más accidentada que la nuestra, uno de los alpinistas, herido gravemente, consigue volver al campamento planteándose pequeños objetivos que iba conquistando arrastrándose de roca en roca.

Hace tan sólo un par de días, leía este post de Bernardo Hernández en el que gracias a la misma estrategia consiguió terminar una larga ruta en bici.

Este último año está siendo para muchos un año muy difícil. Muchos proyectos empresariales están atravesando dificultades y en esta situación es fácil que surja el desaliento. Si bien es vital tener una estrategia clara con grandes objetivos fijados y comunicados a todo el mundo, es igual de importante que nos planteemos pequeños objetivos a corto, retos intermedios que nos permitan superar esta última pala inclinada, y cuya consecución nos ayude a que no que cunda el desaliento al ver la alejada cumbre final y pensar en todo el esfuerzo que nos queda por delante.

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook

Por motivos de trabajo he tenido que viajar a Boston, con tan buena suerte que he llegado al mismo tiempo que los participantes de la Volvo Ocena Race 2008-2009. Boston es su única parada Americana y los barcos y toda la cohorte que les sigue han hecho base en el Fan Pier. Aprovechando la parada, los equipos descansan y reparan los barcos, y para hacerlo tienen que sacarlos del agua con una enorme grúa. Y ahí estaba yo siendo testigo de cómo sacaban del agua el barco del equipo Ericcson. Desgraciadamente no pude quedarme a ver la parte más impresionante, cuando sacan el casco del agua, pero al menos podéis ver en las siguientes fotos como sacan las velas y el palo mayor.

Dismantling Ericsson 1 Dismantling Ericsson 2 Dismantling Ericsson 7
Dismantling Ericsson 12 Dismantling Ericsson 16
Reblog this post [with Zemanta]
Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook

Recientemente he estado en San Francisco por motivos de trabajo, y allí nos pasó algo, una tontería, pero que sólo podría haberme pasado allí. El motivo de nuestra visita era que presentábamos nuestro nuevo producto en una conferencia de medicina molecular. Terminados los días de exhibición, recogemos nuestros bártulos y cargadísimos, cogemos un taxi. Al subirnos, el taxista, uno hombre enjuto de unos 50 años, nos pregunta qué se le celebraba en el centro de convenciones y a qué nos dedicábamos. Nosotros, con cierto aire de suficiencia, le contestamos intentando simplificarlo al máximo: “Hacemos un buscador”. Lo que ocurrió a continuación es un poco confuso pero resulta que terminó hablándonos de la pequeña parte de la web que estaba indexada, y de lo grande que es la “Dark web”. Con todo respeto hacia los taxistas, pero ¿os imagináis teniendo una conversación como esta dentro de un taxi de Madrid?

Compartir:
delicious digg technorati meneame

La etiqueta que aparece en el mapa que podéis ver arriba, señala el lugar en el que hoy han explotado dos bombas que han matado a 14 personas y herido a otras 140 (noticia en El Mundo). Mañana nosotros estaremos allí, en Estambul. Nos alojaremos en una zona mucho más turística (y supuestamente más segura ???), pero uno no puede por menos que sentirse impresionado y preguntarse que panorama nos encontraremos. Estambul es una gran ciudad turística, y los atentados se han producido en las afueras, con lo que no espero notar nada raro, salvo claro, mucha policia. En cualquier caso, intentaremos contaros desde allí todo lo que veamos.

I Love YouTube

I Love YouTube

Cerca de casa me encontré este grafiti alucinante. La web 2.0 ha llegado a las paredes de las ciudades

Mandrill from Hell

Ayer me llegó un correo en el que me comunicaban que una de mis fotos en Flickr había sido seleccionada para ser incluida en la próxima guía online de Venecia publicada por Schmap guides. He de reconocer que cuando me he enterado que no era una guía impresa me ha decepcionado un poquito, pero en cualquier caso me siento orgulloso, y eso que la foto no es gran cosa. La tomé con mi antigo Nokia 6680 y con poquísima luz el año pasado cuando Bloody Mary y yo visitamos Venecia. Eso sí, la escultura, que la podréis encontrar si visitáis la colección de PeggyGuggenheim, es alucinante.

He aprovechado para echar un vistazo al sitio web de schmap.com ya que no lo conocía. Muy web 2.0, con uso intensivo de Flickr y Yahoo Maps y un modelo de negocio basado en publicidad. La verdad es que me parece que está muy bien hecho y además, te puedes descargar versiones “offline” de las guías (dicen que ya se han descargado más de 50 millones de guías) Un sitio web muy recomendable.

Carreras de rocas

Mi amigo Luis me ha comentado una curiosa historia que ha leído en el número de noviembre del Nationial Geographic. En un artículo sobre Death Valley (California) se comenta un curioso efecto. Como se ve en la foto, se pueden observar rocas que dejan tras de si rastros en el suelo como si se hubieran movido, aunque nadie las ha visto moverse nunca. Éstos pueden tener una longitud de casi 100m, y hacer giros, curvas, zig zags… y yo que siempre he pensado que la geología era un coñazo…

Parece ser que en efecto se mueven, y es que aunque poco, en el Death Valley de vez en cuando llueve, inundando zonas planas como la palma de la mano y haciendo el suelo arcilloso tremendamente resbaladizo. Si a eso le añadimos vientos de hasta 90 Km/h, ya tenemos la explicación de como echan carreras las rocas, de como hacen eses e incluso de como dan giros de 180º.

El fabricante de lluvia

Lleva chispeando todo el día en Beijing y parece que por fin el tiempo está cambiando. La temperatura ha bajado unos 5 grados haciendo el ambiente algo más habitable.

Esto me ha recordado a cuando suponiblemente vino a verme hace un par de semanas. Antes de que llegasen, yo les había advertido del tiempo en verano en Beijing. Aunque el verano es la estación de lluvias, aquí normalmente hace un calor bochornoso durante toda una semana, hasta que al final cae una tormenta, que no suele durar más de 5 horas.

Cuando llegaron a visitarme, tuvimos cuatro días seguidos de tormentas en Beijing… Aunque ellos no me creían, yo juraba y perjuraba que no era una situación normal e incluso mis compañeros de trabajo llamaban a mis visitas los fabricantes de lluvia :D. Ayer, cenando con unos amigos, me dieron una posible explicación al extraño clima que sufrieron toda esa semana. El 8 de agosto de este año Beijing celebró que quedaban sólo 365 días para que la ciudad aloje los JJOO. Días antes de esta ceremonia, dicen las malas lenguas que el alcalde hizo bombardear las nubes para provocar la lluvia y así garantizar un día despejado.

La otra posible explicación de los cuatro días de tormentas es la simple casualidad, pero me quedo con la del bombardeo de nubes porque me parece mucho más interesante. Es bien conocido que China utiliza desde hace tiempo diversas técnicas para hacer que llueva selectivamente. Fan Yuansheng, director del comité de control de la contaminación, ha declarado que no se descarta provocar lluvias durante los JJOO con el doble objetivo de reducir la contaminación en la ciudad y de intentar garantizar el buen tiempo durante las ceremonias de inauguración y clausura.

Si queréis más información sobre la tecnología para el control de lluvias, he encontrado un par de artículos que lo cuentan por encima: en inglés y en español. Se puede encontrar una descripción detallada del proceso en la wikipedia

Por cierto, en España hasta hace poco lo único que hacíamos para el control de lluvias era sacar de procesión al Santo, pero parece que los tiempos evolucionan y hay diversas CCAA estudiando esta tecnología. Por ejemplo, Aguirre lo propuso hace un año para la Comunidad de Madrid. Ya se sabe, a Dios rogando y con el mazo dando 😛

Acabo de regresar de China, de visitar a Bloody Mary. En mi maleta traigo un montón de cosas, muchas de ellas de imitación 😉 pero otras muchas auténticas. Cómo ya apuntaba Bloody Mary en posts anteriores, una visita a China derriba rápidamente un montón de estereotipos. Para empezar la gente. Los chinos son gente tremendamente amigable y abierta, pese a lo que se pueda pensar al ver las estrechas y comunidades chinas que forman en los países a los que emigran, su principal problema es el idioma. La barrera idiomática es su particular “Gran Muralla” (siento el símil carente de imaginación, pero no he podido resistirme) que aísla a las personas que están a cada lado. Casi nadie habla inglés (incluso en grandes ciudades como Beijing, Shanghai o sitios eminentemente llenos de extranjeros como aeropuertos internacionales) y el chino es un idioma muy complicado. Por si fueran poco las incontables variaciones del fonema /sh/ tenemos que sumarle el que se trata de una lengua tonal, es decir, cada sílaba de cada palabra tiene un tono independiente de entre los cuatro que tiene el chino (creo que el coreano es aún peor, tiene cinco) con lo que por mucho que te esfuerces y uno haga sus pinitos con el mandarín, es imposible que te entiendan (yo me tengo que dar un canto en los dientes con que después de tres semanas consiguieran entender Tsingtao, léase “chingtao”, que es el nombre de la marca de cerveza más famosa en China)

Otro estereotipo venido a menos es el que se trata de un país comunista. De comunista ya les queda poco, la foto de Mao en la entrada de la ciudad prohibida y el férreo control sobre la población. Aún así ellos hablan con orgullo del peculiar comunismo chino, “una mezcla perfecta de socialismo y capitalismo“, sic.

Con todo, vengo alucinado de la gente y del país, China es apasionante, dinámica, la puedes ver cambiar en tiempo real (al menos Beijing y las grandes ciudades, el campo tiene que ser otra cosa) como dicen ellos, un león dormido que apenas si ha empezado a desperezarse y ya estamos temblando, quién puede imaginar lo que pasará cuando despierte completamente.

Amigos, Hocus Pocus se va a China. Me voy a visitar a BloodyMary que está allí muy solita y de paso conozco ese país alucinante y complicado. Como ya nos comentó BloodyMary en entradas anteriores, el gobierno chino controla bastante el acceso Internet desde su territorio y WordPress, el sitio web que nos aloja (y con nosotros a otro millón y pico de blogs) es uno de los dammificados. Por ello no podremos meter nuevas entradas en unas tres semanas, aunque a cambio, prometo a mi vuelta meter un montón de entradas y de fotos y contaros todo lo que allí vea y me parezca interesante, curioso, divertido, indignante, hermoso, erótico, chocante, contradictorio, incomprensible, nuevo, antiguo, diferente…