Archive for the ‘redes sociales’ Category

Hace unos meses murió un amigo mío. Nos conocimos haciendo un máster en el IE. La verdad es que no éramos íntimos, es posible que incluso nos fuéramos de marcha más veces de las que mantuvimos una conversación solos dos, pero lo poco que le conocí me sirvió para darme cuenta de la persona única y especial que era. Hasta conocerle no pensé que nadie pudiera vivir la vida con la intensidad con que él la vivía.

Me acuerdo de él a menudo, y si hay alguna semana que no me viene a la cabeza, facebook se encarga de recordármelo. Como mucha gente, mi colega tenía un perfil de facebook y la red social de vez en cuando me recuerda que hace mucho que no le contacto y que “reconecte” con el. Se trata de una sencilla funcionalidad que lleva la frecuencia de contacto con tus amistades de facebook y si hace tiempo que no “hablas” con alguien, te lo recuerda. Su finalidad es fomentar la comunicación entre los miembros de la red. He de reconocer que cada vez que veo a mi amigo entre la lista de personas, mi primera sensación es un tanto perturbadora, dura sólo un segundo, y después de eso me acuerdo de cualquier anécdota protagonizada por él (que son unas cuantas) y me pongo a reír.

Recientemente, amigos comunes, gente que le conoció mucho mejor que yo, y los cuales seguro se acuerdan más a menudo de él de lo que lo hago yo, han empezado a escribir en su muro. Son mensajes cariñosos, en los que comparten momentos importantes, o nimios, pero que están seguros de que a él le habrían encantado o emocionado o le habrían hecho reír, o montar una superfiesta. La primera vez que ví estos mensajes me sorprendieron y me parecieron un poco raros, pero sólo al principio. Pensándolo mejor me pareció algo normal, solo que no estamos acostumbrados. ¿Acaso no es normal llevar flores a los cementerios o dejar mensajes a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros? La diferencia es que en vez de dejarlo sobre una lápida, lo hacemos en un muro, en su muro de facebook. ¿Cómo gestionarán las redes sociales la muerte entre sus usuarios?

Facebook acaba de anunciar que han alcanzado los 500 millones de usuarios, un 7,4% de población mundial tiene un perfil creado en esta red social. Si facebook fuera un país, ocuparía el tercer lugar en el ranking de países por población, por detrás de China y la India. En Estados Unidos, con algo más de 300 millones de habitantes mueren cada año 2,5 millones de personas. Sé que no estoy teniendo en cuenta la pirámide demográfica de los usuarios de facebook, ni su distribución geográfica, pero estaréis de acuerdo conmigo que intuitivamente podemos pensar que cada año en facebook mueren un número de usuarios que está en el orden de magnitud del millón.  Con este número de muertes al año entre “habitantes de facebook” en breve, la red contará con un número de perfiles de gente que ha fallecidos en una proporción nada desdeñable con respecto a los usuarios vivos.

No sería raro pensar que facebook creara funcionalidades asociadas a este tipo de usuarios, quizá la posibilidad de poder diferenciar a usuarios que ya no están entre nosotros. Estos perfiles tendrían restricción en el acceso a su contenido y a ellos se podrían asociar la fecha del deceso, para que pudieran recordar a sus seres querido la proximidad del aniversario.

Al igual que ahora se pueden comprar regalos virtuales a nuestros amigos para regalárselos en días como el cumpleaños, tampoco sería raro pensar que se pudieran dejar flores virtuales en el muro de nuestros amigos. Quizá surgieran aplicaciones especiales que complementaran el perfil de este tipo de usuario.

Actualmente facebook permite a los familiares dar de baja los perfiles de aquellos seres queridos que han muerto, aunque no tengo muy claro es como se autentican los familiares frente a la compañía. Lo que si que creo, es que dado el tamaño de este “segmento de usuarios” de facebook, es cuestión de tiempo que la propia compañía o algún partner empiecen a explotar el negocio de la muerte en las redes sociales.

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook

El otro día mi prima actualizaba en su status de Facebook mostrando su indignación acerca de un par de páginas de Facebookque había encontrada esta la red social.

Las páginas en cuestión están dedicadas de una forma más o menos directa a Ana y Mía, sobrenombres por el que son conocidas la Anorexia y la Bulimia. En una se reivindica el 16 de enero como “Nuestro día” con la siguiente declaración de intenciones:

NADA cuando digo nada es encerio NI COMIDA (CLARO) NI CAL NEGATIVAS, NI LIQIDOS , NI AGUA (EXEPCIONES) AGUA SIN GAS SIN JUGO SIN NADA ESO: QUIEN QUIERA (SOLO AGUAAAAAAA SIN GAS). Es nuestro dia y no va a pasar nada por la boca…
suerte y FELIZ DIAAAAAAAAAAAAAAA (16 DE ENERO ? )

La otra pagina está dedicada al grupo “Yo también tengo una pulsera roja/violeta“, está creado por la misma gente y dedicado a la misma temática.
Si tenéis las ganas de echarle un vistazo, podréis ver fotos, consejos sobre como engañar a los padres para que no sospechen, declaraciones de intenciones y promesas de ayuno extremo y de delgadez absoluta. [Update: Facebook ha cerrado la página del 16 de enero, aunque viendo la foto que han dejado del evento, os podéis hacer una idea. La del grupo de la pulsera, sigue sin embargo, abierta como si fuera una página de un grupo dedicado a la belleza]
No sé vosotros, pero yo me he quedado completamente escandalizado, ¿cómo puede Facebook permitir que existan estas páginas? La anorexia y la bulimia son enfermedades graves por las que la gente muere ¿son legales páginas que hacen apología de amenazas a la salud publica?
Facebook tiene 350 millones de usuarios en todo el mundo, la frontera entre esta red social e Internet es cada vez mas difusa, y más que lo va a ser si se cumplen las ideas de Zuckerberg. Igual que en Internet podeos encontrar cualquier tipo de contenido, legal o ilegal, inocente o sórdido, parece lógico pensar que en una muestra tan grande vamos a encontrar un contenido representativo. Pero hay importantes diferencias, Internet, pese a no ser anónima, permite esconderse, desaparecer y aparecer en otro sitio, y sobre todo, es transnacional. Facebook es distinto, Facebook es un sitio web americano sujeto a la ley estadounidense, aunque se puedan crear cuentas con identidades falsas, se pueden cerrar al día siguiente, y la ley que aplica está clara ¿por qué no hacen nada?

Algo más conocida es la polémica denuncia que Michael Arrington ha hecho sobre grupos de Facebook que niegan el Holocausto. En este caso la famosa Primera Enmienda esta por encima de cualquier cosa y Facebook no cierra esos grupos. Otro gallo cantaría si Facebook estuviera en Alemania, donde la negación del Holocausto es un delito. Mientras tanto, Facebook retira fotos de niños tomando el pecho por considerarlas obscenas.

Facebook está creciendo a un ritmo increíble, con la cantidad de usuarios nuevos cada día alucinante, con un volumen de creación de contenido difícil de imaginar, pero es ahora cuando todos estamos ayudando a definir este ecosistema y es en este momento donde se está sentando las bases  de lo que muchos creemos que será el próximos gran dominador de Internet, el que sustituirá al todopoderoso y ubicuo Google. En mi opinión Facebook tiene que empezar a cuidar la forma en la crece. El cierre de la página (han tardado casi dos semanas) es una buena reacción, pero también hemos visto en este post otros ejemplos en los que no han reaccionado o han sobrerreaccionado.

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook

El otro día un buen amigo, me contó una historia bastante inquietante que demuestra la poca privacidad de nuestras comunicaciones en Facebook.

Mi amigo se intercambió un par de correos a través del sistema de correo de Facebook con un colega, hablando sobre dónde encontrar unas botas de un modelo concreto de la marca Salomon. En intercambio de emails, mi amigo le envió un enlace a la web de Salomon, en el que se podía ver el modelo de la zapatilla en cuestión. Hasta aquí todo normal, ¿no? De hecho, seguro que muchos vosotros habéis tenido conversaciones como esta. Pero mi amigo me hizo notar algo en lo que no me había fijado, cuando metes un enlace en un correo de Facebook, añaden otro enlace en el que lo sustituyen por un enlace que introduce una redirección al sitio original pasando por facebook. Permitidme que lo explique con un ejemplo, si pego un enlace a la dirección https://hocuspocus.wordpress.com, Facebook lo traducirá por http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fhocuspocus.wordpress.com&h=XXX, con lo que si sigues el enlace, Facebook lo sabe.
Pero sigamos, porque esto no acaba aquí.
Unos días más tarde de mantener esta conversación, mi amigo recibe el siguiente correo electrónico a su cuenta personal, no a la de Facebook. El correo proviene de una tienda online inglesa de calzado. Fijaos en la parte final de correo, haciendo una referencia explícita a Facebook. Mi colega está muy seguro de no haber visitado con anterioridad la tienda, ni la web que tienen en Facebook, ni la propia web de la tienda y ni muchísimo menos, recuerda haber dado permiso para que se pongan en contacto con él por correo electrónico. Ah! y para mayor casualidad, en esta tienda se puede encontrar el modelo de la zapatilla que estaba buscando mi colega.
¿Qué significa esto? La primera impresión de mi amigo, y que yo comparto completamente, es que Facebook analiza los correos electrónicos y los enlaces que seguimos para extraer de ellos nuestros intereses. Cuando detecta que nuestros intereses encajan en las mercancías o los servicios ofrecidos por algún anunciante, nos muestran su publicidad. Esto que ya de por sí es muy grave si no se comunica con la suficiente claridad, no es lo peor. Lo peor es que también les proporciona  a los anunciantes nuestra dirección de correo para que puedan realizar campañas de emailing directo.
Yo entiendo que Facebook tiene que obtener ingresos, y una de las principales vías (por no decir la única) es mediante la publicidad. Las redes sociales tienen serios problemas para monetizar su audiencia, la publicidad tradicional tiene una eficacia bajísima (con CTR -click throgugh, tasa de click- inferiores 0,01%) en estos medios y por ello las redes sociales tienen que recurrir a otras vías para que la publicidad sea más eficiente, así que utilizan todo lo que saben de nosotros para determinar nuestros intereses, y ofrecernos publicidad más adecuada a nuestros gustos, hobbies o necesidades.
Sin embargo, el hecho de que analicen nuestros correos electrónicos, hace que tengamos la inquietante sensación de estar siendo espiados. Si leemos la declaración de la política de privacidad nos avisa diciéndonos que pueden recolectar información de distintas fuentes, pero no menciona explícitamente el correo electrónico.

[…] Facebook may also collect information about you from other sources, such as newspapers, blogs, instant messaging services, and other users of the Facebook service through the operation of the service (e.g., photo tags) in order to provide you with more useful information and a more personalized experience. […]

Y es que ¿cuánta gente se lee la política de privacidad de los servicios que utiliza habitualemten en Internet? ¿hasta dónde somos conscientes de la privacidad de nuestras actividades en Internet?

Pero lo que me parece imperdonable, fuera de toda discusión, es que compartan nuestro correo electrónico con anunciantes sin nuestro consentimiento, eso es SPAM, por no decir que es una violación de su propia política privacidad:

[…] We do not provide contact information to third party marketers without your permission. We share your information with third parties only in limited circumstances where we believe such sharing is 1) reasonably necessary to offer the service, 2) legally required or, 3) permitted by you. […]

¿A alguno os pasado lo mismo? Yo por mi parte estoy replicando la conversación que mantuvo mi colega a ver si consigo reproducir el caso y me envían a mi también un correo desde la tienda inglesa. Os mantendré informados.

Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook