Nocturna

Cubierta Nocturna

Me gusta mucho Guillermo del Toro. Me encanta el cine que hace y cuando me enteré que sacaba novela, y que iba de vampiros me decidí a comprarla. Hacía mucho que no leía nada de vampiros, desde mi adolescencia, y me refiero a vampiros de verdad, no a esos vampiros castrados que salen en las novelas de Stephenie Meyer y que, como cruel broma del destino, forran las carpetas de millones de adolescentes.

Un avión con destino Nueva York, se para y se apaga por completo nada más aterrizar, antes de llegar a la terminal. No hay luces, no se ve nada del interior y nadie responde a las llamadas de radio que se hacen desde la torre. Las extrañas circunstancias hacen que las autoridades recurran al equipo del Dr. Goodweather, del CDC (Centro para el Control de Enfermedades) :el equipo Canary, especializados en la detección y control de epidemias. Ellos son los primeros en entrar y descubrir que todo el pasaje ha muerto, con la excepción de cuatro personas.

Este es sin duda un gran comienzo, aunque me recuerda mucho al primer episodio (ep. piloto) de Fringe. El libro está escrito por del Toro y Chuck Hogan, escritor de novelas de terror y misterio que yo no conocía hasta ahora.

Pese al trabajo de Hogan, se nota la influencia de una mente tan gráfica como la de del Toro (además de dirigir, del Toro dibuja comics y hace los storyboards de sus películas). La novela casi parece un guión de cine, y de hecho parece que del Toro va a adaptar la novela a la televisión (por cable) americana.

La novela va desgranando las historias de multitud de personajes en diversas partes de Nueva York, esto hace que tras el fuerte comienzo, la novela pierda un poco de ritmo, para luego ganarlo en un final trepidante aunque un tanto precipitado.

La novela se deja leer, aunque no sé si me leeré los otros dos tomos que completan la trilogía, no sé muy bien que esperaba, pero sin duda esperaba más de esta novela.

Finalmente, no puedo evitar mencionar la pésima traducción del libro. Da la impresión de que se apresuraron para llegar a la feria del libro, pero la traducción que ha publicado SUMA es una traducción mexicana. Con todos mis respetos hacia los mexicanos, pero es rarísimo para un lector español, leer “halar” en vez agarrar, tirar, o el tan poco apropiado en sudamérica “coger”.

Reblog this post [with Zemanta]
Compartir:
delicious digg technorati meneame facebook facebook
Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: