La paja en el ojo de Díos

Hacía tiempo que no leía ciencia ficción, y ha sido agradable volver a ella, especialmente después de leer ensayo científico (El gen egoísta).
Esta novela, escrita por Larry Niven y Jerry Pournelle, narra el primer contacto entre la humanidad y una raza alienígena, los pajeños (ahorraos las bromas por favor, suena mejor en inglés, moties). Transcurre en el año 3000, la humanidad ha salido de la Tierra y ha colonizado diversas galaxias gracias al propulsor Alderson (un motor que permite realizar “saltos” usando agujeros de gusano) y al campo Langstrom (un campo que absorbe energía). Un buen día se detecta la presencia de una sonda de origen desconocido,y al recuperarla se descubre que pertenece a una raza alienígena. A partir de la velocidad y trayectoria de la sonda, se determina el planeta del que salió. Inmediatamente, se organiza una expedición científico-militar al sistema pajeño.
A Larry Niven se le considera el padre de la ciencia ficción dura, subgénero de la ciencia ficción detallista con la tecnología descrita y que hace un esfuerzo por dar explicaciones científicas lo más verosímiles posibles a todo cuanto acontece o aparece en la historia. Y es que en este libro, quitando los un tanto arcanos impulsor Alderson y el campo Langstrom, los autores hacen alarde de sus conocimientos (o al menos de su documentación) en la mecánica y la física de los viajes espaciales.
El otro autor, Jerry Pournelle, además de escritor de ciencia ficción, es autor de libros de textos de teoría militar y de informes sobre defensa. No sé si será su mano la que se nota en lo trabajadas que están las descripciones de la vida diaria a bordo de una nave militar, que me recuerdan poderosamente a los libros de Patrick O’Brian (las historias del capitán Aubrey, llevadas al cine en Master&Commander)
La novela está muy bien escrita, con todos los detalles muy cuidados. Una trama sólida aunque un tanto previsible. Me gustó mucho la parte del primer contacto y los intentos de comunicarse y comprender la cultura alienígena, un poco menos las escenas de lucha entre naves, que me sonaban un tanto a Star Trek.
Como curiosidad diré que documentándome para escribir esta entrada me enteré de la fecha de publicación de este relato y aluciné al saber de que fue escrito en 1973, os aseguro que da una impresión completamente moderna, y en ciencia ficción, no es fácil que una novela aguante dignamente el paso de más de 30 años.

Anuncios

  1. Perillas

    Lo he intentado, pero no he podido resistirme…

    No se que tiene de ciencia ficcion una novela de alienigenas onanistas!!!!

    Arf, que alivio, tenia que soltarlo.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: