Primeras impresiones de Pekin

NOTA: Esta entrada la ha tenido que actualizar suponiblemente desde Madrid porque el proxy del gobierno chino no me deja acceder al blog

El martes aterrice en Beijing con 33 grados a las 10.30 de la mañana… A pesar de que aquí amanece a las 4.30 y las 10,30 son parecidas a nuestro mediodía la temperatura no paro de subir y llegamos a superar los 35… con una humedad digna de Benidorm en los peores días de bochorno.
Quitando el clima en verano, Beijing es una ciudad increíble: tiene una vida nocturna bastante movida (incluso entre semana), la gente es muy amable, es barato… Conserva el toque chino aunque es una ciudad muy moderna, cada día más porque están llevando a cabo muchísimas reformas (incluso culturales) para los juegos olímpicos. Están emocionadísimos con las olimpiadas aquí: en la recepción que hicieron al Rey de España el martes por el Año Cultural de España en China, Samaranch fue mucho más aclamado que los mismísimos Reyes.
Hay millones de cosas que hacer. Hoy he estado en el festival “Flamenco pa tos”, organizado por Gomaespuma. Dentro de las actividades del año cultural, el Instituto Cervantes se ha traído este festival a Beijing. El teatro estaba a reventar y han conseguido que el público se vuelque con ellos. Como dice suponiblemente, un poco esnob esto de que mi primera vez con el cante jondo sea aquí en la china.
Y, laboralmente, es alucinante trabajar con ellos. Estoy trabajando en un proyecto para intentar redefinir el área de Investigación y desarrollo de una teleco aquí. Es una especie de consultoría estratégica, pero trabajando codo con codo con la gente que tiene que implantar y ejecutar los procesos para intentar cambiar la cultura empresarial. A la barrera del idioma debes juntarle el hecho de que son bastante cerrados y que, como en cualquier otra empresa, miran con recelo una labor de consultorio, aunque esta proceda de una de las empresas que son accionistas de la compañía. Ayer tuve una reunión 100% en chino. Bueno, miento, hubo un 50% de la misma que fue una charla en ingles de un alemán con traducción consecutiva al chino. Dos horas en las que no me entere de nada y estuve a punto de caerme dormida por culpa del jetlag… Dos lecciones aprendidas:
– Sentarse al lado del jefe, que tiene una secre bilingüe, que le chiva al oído de lo que están hablando, a ver si así pillas algo.

– Aprender dos frases hechas sobre la misión y la visión de la compañía que repites en las reuniones cuando requieren tu intervención y no sabes que decir.

Mas impresiones:

– Son muy jerárquicos. Ceden el paso según la categoría profesional, no según sexo ni ningún otro criterio.

– Conducen fatal. Esto es la jungla: no hay pasos de peatones, ni ceda el paso ni nada de nada. Tienen a un par de guardias vigilando con banderitas rojas los semáforos con cruces de bicis y peatones, pero no exagero nada si digo que les esquivan directamente con el coche cuando les ven levantar la bandera.

Anuncios

  1. Yo no sé si conducen tan tan mal..un punto positivo es que conducen relativamente despacio. A mi siempre me pareció una especie de caos organizado. 🙂 He estado en Turquía y ahí me daban más miedo…
    Te dejo la dirección del blog de nuestra escuela de chino, quizás saques de allí alguna información que te haga aprender un poco de ese idioma para la próxima reunión: http://www.aprendechinohoy.com/blog/
    Un saludo, Javier.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: