El Tratamiento Ashley

Hace unos meses ya oí hablar de esta historia, y en aquella ocasión, la falta de tiempo me impidió escribir una entrada en este blog comentándola. Hoy, un artículo en Wired me la ha recordado. Os pondré en antecedentes:

Ashley es una niña de Seattle de 9 años de edad, aquejada de una extraña enfermedad neurológica que impidió, en una fase temprana de su crecimiento, que se desarrollaran sus facultades mentales y motoras. Los médicos han estimado que tiene una edad mental equivalente la de un niño de tres meses, se alimenta por un tubo, no puede sostener un juguete en sus manos, ni siquiera puede sujetar su propia cabeza. Sin embargo, Ashley está alerta y al tanto de lo que pasa a su alrededor, reacciona a los sonidos y a la música, y se asusta con facilidad. A parte de esto, Ashley se encuentra bien, y está desarrollando su cuerpo como lo haría cualquier niña sana.

Toda esta información la he sacado del blog que los padres de Ashley han montado para hablar del caso de su hija, y sobre todo, para explicar el tratamiento que quieren aplicarle. Los padres de Ashley pretenden que los médicos le realicen una histerectomía (extracción del útero), extirparle las mamas y someterla a un tratamiento hormonal. La finalidad de todo esto es que Ashley no siga creciendo, congelar su desarrollo físico y convertirla en uno de los niños perdidos de Peter Pan. Los padres justifican el tratamiento diciendo que mejorará su calidad de vida o, mejor dicho, que su calidad de vida no empeorará al ir creciendo ya que la distancia entre su edad mental y la de su cuerpo no aumentará. Los padres repiten que no es que quieran retener a su hija en un cuerpo “más manejable” que facilitará (y abaratará) sus cuidados, si no que sólo pretenden mejorar el confort de Ashley y mantener su calidad de vida actual, y justamente después, proponen que se bautice el tratamiento como “El tratamiento Ashley”. Finalmente, el tratamiento, tras ser estudiado por el comité ético del hospital infantil de Seattle, se llevó a cabo en el 2004.

Hoy leo en Wired que la histerectomía de Ashley es ilegal según las estrictas leyes sobre esterilización del estado de Washington. Las consecuencias legales no están claras, pero parece que pese a las presiones de las asociaciones de minusválidos, los fiscales no van a presentar cargos.

¿Soy al único que esto le parece una crueldad brutal fruto del egoísmo absoluto de los padres?

Anuncios

  1. Ana

    A mí lo que me parece cruel es que esa niña siga viva… en cuanto al tratamiento, me parece muy agresivo, y no estoy de acuerdo (principalmente pq creo que mantenerla en ese estado no tiene ningún sentido) pero también hay que entender lo que significa cuidar a alguien que está así, lamentablemente sé de lo que hablo y bueno, creo que hay que considerar muchos aspectos en estos casos. Tal y como está dudo mucho que sobreviviera a una operación…

  2. Perillas

    Y a mi que no se por que pero lo de Ashley me ha recordado a las gemelas Olsen? Alguna de ellas se llama Ashley? Por fin tienen mas de 18 años?…




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: