Barcelona 1936. Las olimpiadas que no existieron

Con este post estrenamos las colaboraciones de autores externos, tal “honor” le corresponde a Juan Cornide, con un artículo sobre las olimpiadas que pudieron ser…

bar36.PNG

Poca gente sabe que 1936 pudo haber sido el año en el que se celebrasen unos Juegos Olímpicos en España, pero diversos motivos políticos en una época convulsa evitaron dicha elección. En el XVIII congreso, el COI dio a conocer las ciudades candidatas para dichos juegos, algunas de éstas eran: Budapest, Roma, Helsinki, Buenos Aires, Dublín, Alejandría, Barcelona y Berlín, siendo estas dos últimas las mejor posicionadas. Barcelona demostró una elevada capacidad organizativa en la Exposición Universal de 1929, sin embargo cuando el COI envió a sus representantes para un estudio sobre el terreno hacía pocos días que había sido declarada la II República y las comisiones de trabajo no pudieron reunirse al completo. Un mes después, cuando se llevó a cabo la votación Berlín obtuvo 43 votos frente a los 16 de Barcelona, un resultado que unos meses antes no hubiera sido esperado. Este hecho no hubiera sido muy relevante de no ser porque en 1933 Hitler subió al poder en Alemania y no tardó en inmiscuirse en los asuntos del comité organizador y a aprovecharlo para reafirmar su doctrina racista, algo completamente alejado de los principios olímpicos.

En la Antigua Grecia el deporte nació como parte de la religión, los dioses competían entre sí y en Olimpia se simbolizaba dicha pugna. Se podría decir que las olimpiadas de entonces fueron los primeros tratados internacionales de paz, ya que la guerra había de pararse un mes antes de los juegos y hasta un mes después no podría continuarse. Por ello cuando a finales del siglo XIX el Barón de Coubertein relanzó las olimpiadas estas se crearon con el fin de “Contribuir a la formación de un mundo mejor y más pacífico, educando a la juventud a través del deporte, practicando sin discriminaciones y dentro del espíritu olímpico que exige comprensión mutua, espíritu de amistad, solidaridad y juego limpio.”

Los nazis consideraban que las facultades mentales y morales eran raciales; los arios eran una parte de Alemania, cuya misión era dirigir la nación y ésta dirigir a los eslavos, por lo que el nazismo implicaba que no hubiera igualdad entre razas o individuos. Por eso cuando Hitler exigió la destitución de uno de los miembros del comité organizador, por ser de ascendencia judía, hubo multitud de protestas, hasta tal punto que el COI amenazó con trasladar las sedes de los Juegos de verano y los de invierno. Al final acordaron permitir la destitución a cambio de garantías para los deportistas judíos alemanes, promesas que más tarde no cumpliría.

A raíz de estos problemas surgió la Olimpiada Popular de Barcelona, la cual tenía como objetivo principal representar el espíritu olímpico de paz y solidaridad entre naciones, lo contrario que representaba el régimen alemán, ya que éste declaraba abiertamente supuestos derechos sobre otras naciones (Checoslovaquia, Polonia, Austria etc), además de estar llevando a cabo una vertiginosa carrera armamentística. La Olimpiada Popular tenía una fuerte vocación antifascista, con su organización se pretendía deslegitimar las Olimpiadas de Berlín moral y deportivamente mediante la ausencia de buenos atletas a la cita de Berlín, así como aumentar la presión política sobre Alemania. Contaba con el apoyo de numerosos segmentos del mundo deportivo, principalmente debido a la sensibilidad y activismo existente en aquella época en todos los sectores de la sociedad europea y americana, por ello muchas federaciones no permitieron la asistencia de sus atletas. La Olimpiada contó con el apoyo económico de los gobiernos de las Repúblicas de España (400.000 pesetas) y Francia (600.000 francos) además de la Generalitat (100.000 pesetas). Para la participación se establecieron tres categorías: nacional, regional y local, así no sólo sería una competición entre estados, recuperando la tradición de los griegos que admitían la representación por ciudades. Para que dicha Olimpiada tuviera existo era necesario la participación de bastantes países, ya que esto forma parte de los valores olímpicos. El Comité Organizador de la Olimpiada Popular consiguió 23 delegaciones nacionales, destacando, Francia con 1500 atletas, Suiza 200, Bélgica, Holanda e Inglaterra llevaron 50, EE.UU. y Canadá 6, etc. Entre las delegaciones regionales estaban Euskadi, Cataluña, Galicia, Alsacia y Lorena (Francia), además de estar representados el Marruecos español, el francés y también judíos emigrados, lo que hizo que los adscritos fueran unos 6000 participantes repartidos en un total de 16 deportes.

A pesar de lo prometedor del evento, éste no pudo celebrarse, ya que el comienzo estaba previsto para el 22 de julio de 1936 y el comienzo de la Guerra Civil evitó que lo que pudo ser una representación del verdadero sentimiento olímpico quedase en el olvido. Sin embargo, la historia en ocasiones brinda pequeñas venganzas y aunque nadie recuerda el intento de Barcelona, los Juegos Olímpicos de Berlín son recordados por los éxitos de Jesse Owens con 4 medallas de oro, a las que habría de sumar las de Archie Williams (400m), John Woodruf (800m), Cornellius Jonson (salto de altura) todos ellos negros, así como parte del equipo de 4×100 de EE.UU. Resulta paradójico que un país donde los derechos de la gente de color estuvieran muy mermados se convirtiera en la contraposición deportiva a las tesis racistas del III Reich. También seguro que escoció profundamente a los jerarcas nazis las medallas de Japón en natación, otra de las razas supuestamente inferiores, con lo que las tesis pseudo-científicas de la superioridad aria quedaron en entredicho, el prototipo de hombre que dominaría el mundo durante 1000 años no fue capaz de dominar sus propios Juegos Olímpicos.

Juan Cornide

Más lecturas sobre las Olimpiadas que no existieron.

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: