Google Health

En el New England Journal of Medicine se publicó una carta en la que un médico relata el caso de un niño con unos síntomas algo extraños. Aunque se sospechaba que se trataba de una enfermedad relacionada con alguna mutación en el cromosoma X, no lograban ponerse de acuerdo en ningún diagnóstico, hasta que finalmente uno de los ayudantes propuso IPEX (un posterior análisis genético lo confirmó). Cuando el médico le preguntó como había llegado al diagnóstico, dijo que había metido los síntomas en Google y encontró la respuesta.

En sus conclusiones el médico termina desvariando con los ya un poco manidos comentarios apocalípticos de “llegará el día en que nos sustituirán las máquinas” y se sorprende de que cada vez se reciba más formación en técnicas de búsqueda de información usando computadoras.

Y por si con lo que ya teníamos no fuera suficiente, para mayor desconcierto de este pobre y atribulado médico, Google ha lanzado esta semana Google Health, la primera incursión del gigante americano en el mundo de la salud. El resultado es por ahora tímido, ligeramente decepcionante, pero parece poco probable que Google se quede ahí.

Si introducimos el nombre de una enfermedad en el buscador (por ejemplo breast cancer) Google nos mostrará un recuadro justo encima de los resultados en el que aparecerán varias opciones o condiciones que nos permitirán refinar la búsqueda: tratamientos, síntomas, diagnóstico, causas o factores de riesgo o información para profesionales. Si pulsamos alguna de estas opciones, se mostrarán nuevos resultados ya más orientados a la opción seleccionada. Da la impresión de que lo único nuevo es un tesauro, un vocabulario controlado de enfermedades y keywords asociadas a los criterios de refinamiento, y que enriquecen la búsqueda introducida por el usuario.

Los resultados no están mal, pero ¿hasta dónde llegará Google? Lo más obvio es la integración con su solución de publicidad, si se refina la búsqueda también se refina el perfil de usuario con lo que los anuncios que se muestran van a un objetivo mucho más específico.

Por otro lado, la web es “sólo” un a parte, ¿qué nos podrá ofrecer Google si trabaja sobre artículos completos (como y a hace en Google Scholar) sobre medicina, en grandes bases de datos documentales como Pubmed o en textos de patentes de fármacos? Lo que si parece claro es que esto sólo es el principio.

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: