Futuro incierto

Ayer asistí a unas conferencias sobre estrategia y técnicas de mercado: orientación al cliente, posicionamiento, productos perro/estrella, fuerzas de Porter y resto de conceptos ya harto conocidos que llenan páginas y páginas de libros; libros que cubren las estanterías de muchos altos ejecutivos españoles, compitiendo con los de autoayuda (aka autoconocimiento). En muchos casos la frontera entre estos dos tipos de ¿literatura? resulta difusa o inexistente, pero… ésa es otra historia y será contada en otra ocasión.

Durante las sesiones, un ponente cometió un brillante lapsus linguae al hablar sobre el futuro próximo de los tipos de interés y su influencia en el ritmo del mercado: “En este caso nos podemos atrever a elugubrar[…]”

Elugubrar = Dicese del acto de especular sobre hechos, a los que se augura un futuro sombrío.

Ejemplo:

Cada mañana, mientras disfruto de la hora de desplazamiento al trabajo, elugubro sobre mis posibilidades de encontrar un piso decente a un precio justo.

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: